Tag "ciencia"

Teoría Crítica del Valor 0 Comments

La ascensión del dinero a los cielos – Tercera parte

Es verdad que la sociedad moderna es considerada en general como una “sociedad del trabajo” o una “sociedad del lucro”, y es indiscutible que el trabajo y el rendimiento monetario son, al final de cuentas, idénticos. Pero este nexo lógico sólo es comprendido en una concepción sociológica banal o presentado como una especie de postulado moral –por ejemplo, en las ideologías del “trabajo honesto”–, al mismo tiempo que la necesidad económica de una coincidencia de estas dos formas fenoménicas del proceso de valorización no se considera plausible. A través de las formas de mediación entre trabajo y dinero, nada fáciles de reconocer y cada vez más complejas en el transcurso de la modernización, nace la ilusión de que el dinero puede desarrollarse independientemente de su sustancia abstracta, constituida por el trabajo.

Teoría Crítica del Valor 0 Comments

La ignorancia de la sociedad del conocimiento

Conocimiento es poder: he aquí un viejo lema de la filosofía burguesa moderna, que fue utilizado por el movimiento de los trabajadores europeos del siglo XIX. Antiguamente el conocimiento era visto como algo sagrado. Desde siempre los hombres se esforzaron por acumular y transmitir conocimientos. Al fin de cuentas, toda sociedad se define por el tipo de conocimiento de que dispone. Esto vale tanto para el conocimiento natural como para el religioso o la reflexión teórico-social. En la modernidad, el conocimiento es representado, por un lado, por el saber oficial, marcado por las ciencias naturales, y, por otro, por la “inteligencia libre-fluctuante” (Karl Mannheim) de la crítica social teórica. Desde el siglo XVIII predominan esas formas de conocimiento.

Apuntes personales 0 Comments

La impunidad como cultura de la protección gremial

No deja de preocuparme la facilidad con la que muchas personas se adhieren a cualquier manifestación contra el gobierno sin analizar absolutamente nada de lo que hay de ella. Pareciera que en realidad la causa no es lo relevante sino el enemigo contra el que se erigen. Cualquier pancarta alzada contra el gobierno es aplaudida sin importar lo que tenga escrito.